Conoce las prestaciones que te corresponden si eres madre soltera y tienes una situación económica desfavorable

El Servicio Público de Empleo Estatal y la Seguridad Social ofrecen ciertas ayudas a las madres solteras que se encuentran en situación de desempleo o cuya situación económica sea delicada.

Cada comunidad autónoma tiene, sin embargo, sus propios condicionantes. Aún así existen varias opciones a las que pueden optar estas mujeres que se encuentran en condición económica desfavorable, tanto para su propio cuidado, como para el de un bebé.

Por este motivo, hoy dedicamos el artículo de nuestro blog a conocer a qué tipo de ayudas puedes recurrir si te encuentras en esta situación.

SEPE

Para solicitar las ayudas del SEPE hay que tener en cuenta ciertos aspectos: en primer lugar, las madres solteras deben pedir cita previa en alguna de las oficinas, puesto que el trámite se tiene que llevar a cabo de manera presencial. Además, se exige que la renta, en caso de tener un puesto de trabajo, no supere el 75% del salario mínimo interprofesional, o que se encuentre en situación de desempleo.

Finalmente, la mujer que solicite la prestación deberá tener cotizados más de 360 días en la Seguridad Social para acceder a ella. Aunque si no contara con ellos, siempre podría solicitar el subsidio por insuficiencia de cotización o el subsidio extraordinario por desempleo.

Seguridad Social

Además de las ayudas del SEPE, la Seguridad Social ofrece ciertas garantías con las que ayudar a las madres solteras en situación desfavorable y que, en esta ocasión, sí pueden solicitarse mediante la sede electrónica de la administración.

Una de las ayudas es el conocido como “permiso de paternidad”, cuya prestación consiste en un pago único de 1.000 euros que no tiene pago de IRPF. La ayuda es, igualmente, válida para madres con una discapacidad igual o superior al 65% y para familias numerosas. Asimismo, las madres solteras trabajadoras pueden acceder a una prestación de 100 euros de pago continuado, que tiene lugar hasta que el niño cumpla tres años y que se efectuará siempre que la madre esté dada de alta en la Seguridad Social y con los pagos al día.

Otra prestación específica para las madres solteras (en cualquier situación) es la denominada Reducción de la Jornada por Lactancia, que les permite dejar su puesto de trabajo durante media hora para alimentar al bebé hasta que cumpla nueve meses. Este periodo puede emplearse al final de la jornada, permitiendo que la madre pueda abandonar su puesto antes de tiempo o, en caso de decidir no hacerlo, intercambiarlo por 15 días de reposo.

Finalmente, existen ayudas y bonificaciones del 45% en las cuotas de la Seguridad Social para madres solteras que no puedan acceder a la modalidad de teletrabajo y que deban contratar a alguien para cuidar del niño.

Deja una respuesta