Los nuevos permisos de maternidad y paternidad que podrán entrar en vigor en 2022

Los permisos de maternidad y paternidad han evolucionado mucho a lo largo de los años. Y podrían volver a hacerlo en 2022. La ministra de Igualdad, Irene Montero, dio a conocer el pasado octubre la ampliación de la duración de estos permisos, así como una serie de actualizaciones que podrían entrar en vigor a partir del próximo año. Aunque, por el momento, las medidas han quedado excluidas de los Presupuestos Generales del Estado, por lo que habrá que esperar a la decisión final para saber si se puede contar con ellas.

Sin embargo, es importante conocer en qué consisten estos avances, por ello dedicaremos el artículo de nuestro blog a hablar acerca de los nuevos permisos de maternidad y paternidad que se han propuesto para 2022.

El primer punto a tratar es la rebautizada como prestación por nacimiento y cuidado del menor. Una cobertura que reciben los trabajadores que acaban de ser padres con el fin de permitir y apoyar la crianza. Y que, hasta ahora y a la espera de futuros cambios, la duración que tiene es de 16 semanas para cada progenitor.

Sin embargo, con esta modificación los permisos se ampliarían a los 6 meses y, en el caso de las familias monoparentales, podrían llegar a acumularse dos bajas, teniendo como resultado un año de permiso. Además, propone realizar una prestación pro-crianza con la que se busca fomentar el aumento de la natalidad.

Como hemos comentado, es importante tener en cuenta que esta modificación no ha sido aceptada, por el momento, en los Presupuestos Generales. Sin embargo, a día de hoy cualquier trabajador, por cuenta ajena o autónomo, puede solicitar la baja por maternidad o paternidad.

En ambos casos, la prestación equivale al 100% de la base reguladora y aunque las seis primeras semanas tienen que disfrutarse inmediatamente después del parto o adopción, las diez restantes pueden aplazarse hasta que el hijo cumpla los 12 meses (o hasta que se alcancen los 12 meses tras la adopción).

Deja una respuesta