GRUPOS DE COTIZACIÓN

Esta semana dedicamos nuestro post para contarte todo lo necesario sobre los grupos de cotización.

¿Qué son los grupos de cotización?

Los grupos de cotización representan los diferentes grupos profesionales que determina la Seguridad Social para clasificar a los trabajadores asalariados en función del tipo de funciones que realizan. En referencia a cada grupo profesional se establecen las respectivas bases de cotización.

De esta forma, las empresas saben la contribución que deben hacer a la Seguridad Social por cada empleado contratado y el salario que cada empleado debe percibir, así como qué coberturas o bonificaciones le corresponde.

¿Cuántos grupos de cotización a la Seguridad Social hay?

Estos son los 11 grupos de cotización del Régimen General que establece la Seguridad Social para asalariados en función de su clasificación profesional.

  1. Ingenieros y licenciados: 1.547- 4.070,10€/mes
  2. Ingenieros técnicos, peritos y ayudantes titulados: 1.282,80 – 4.070,10€/mes
  3. Jefes administrativos y de taller: 1.116- 4.070,10 €/ mes
  4. Ayudantes no titulados: 1.108,33-4.070,10 €/ mes
  5. Oficiales administrativos: 1.108,33-4.070,10 €/ mes
  6. Subalternos: 1.108,33-4.070,10 €/ mes
  7. Auxiliares administrativos: 1.108,33-4.070,10 €/ mes
  8. Oficiales de primera y de segunda: 37-135,67€/día
  9. Oficiales de tercera y especialistas: 37-135,67€/día
  10. Peones: 37-135,67€/día
  11. Aquellos trabajadores menores de 18 años (independientemente de su categoría profesional): 37-135,67€/día

Por el momento, dadas las circunstancias actuales, aún no se ha aprobado el real decreto que establece el salario mínimo interprofesional para 2021. Hasta la fecha, hay que atenerse a la prórroga del Real Decreto 231/2020, de 4 de febrero, que establece que la cuantía mínima por 14 pagas es de 950 euros mensuales, lo que, en 12 pagas, equivale a 1.108,33€/mes.

 ¿Por qué es importante la categoría profesional?

Hay que considerar que el hecho de pertenecer a un grupo de cotización u a otro no solo implica mayor salario y contribución a la Seguridad Social, también afecta a las coberturas de las que el trabajador podrá beneficiarse.

Así pues, cuanto mayor sea la base de cotización de un empleado, mayor es la contribución a la Seguridad Social. Pero, de igual modo, el empleado también recibirá más coberturas sociales.

En este sentido, las coberturas más frecuentes son:

  • Prestación por desempleo
  • Baja por enfermedad común o profesional
  • Incapacidad permanente
  • Jubilación

Deja una respuesta